miércoles, 2 de junio de 2010

"TESOROS"


Hace ya varias semanas terminó en Madrid una exposición llamada “Tesoros de las Culturas del Mundo” . Lo adecuado hubiera sido tratar el tema cuando todavía podía visitarse, pero por flojera y sobre todo porque me defraudó bastante, dejé pasar este asunto.
Pero dado que en nuestro país no es nada habitual recibir la visita de Tikis de otras localidades creo que el evento merece ser comentado.
Sobre el papel, la cosa pintaba estupendamente.
Una exposición sobre arte universal, que no olvida a los pueblos del Pacífico es algo a tener en cuenta.
Se celebraba, además en la Fundación Canal, un lugar que se ha especializado en exposiciones efectistas para toda la familia, donde han podido contemplarse desde la armadura de Darth Vader a pintonas reproducciones de arte antiguo. Y como remate, la mayoría de objetos expuestos provenían del British Museum.
Así, todo parecía indicar que tendriamos ocasión de contemplar unas cuantas piezas aparatosas de arte polinesio (aunque fuera en forma de reproducciones de cartón piedra), dramáticamente iluminadas y con algún otro efecto epatante añadido.
Como en un bar Tiki.


Pero lamentablemente, no fue así.
La mayoría de las muestras de arte polinesio exhibidas no tenían gran interés.
Un trozo de tapa bastante feo, una pequeña talla maorí , y con algo más de sustancia, un Tiki de dos cabezas de Las Islas Sociedad y un bonito cuenco de las Salomón. Sin ser la monda, al menos justificaban el precio del la entrada. Aunque he encontrado exhibiciones más interesantes en bares polinesios, con la ventaja de poder contemplarlas degustando un coctel y sin necesidad de estar rodeado de estudiantes y guardias jurados.
Pero no todo fueron decepciones y el día terminó felizmente en la tienda de regalos. Generalmente estos lugares suelen ser bastante irritantes hasta para un un comprador compulsivo como yo, llenos de articulos solo disfrutables por niños repelentes.
No recuerdo haber encontrado nada tentador en una de estas tiendas ni siquiera en exposiciones sobre dinosaurios, que ya es dificil.

Pero en esta ocasión había por allí desperdigadas algunas publicaciones del British Museum a precios muy apañados y pude hacerme con una sobre máscaras con la que me lo estoy pasando estupendamente. Bastante mejor que en la propia exposición.

4 comentarios:

Mr. Ivan dijo...

Nosotros, los señores Bastardo, somos fanes de las tiendas de regalos y suvenires de los museos. En la mayoría de las ocasiones la tienda es más interesante que el propio museo. Y por supuesto, cuando no tienes tiempo para ver la exposición, una visita rápida a la tienda es más que suficiente para hacerte a la idea de lo que hay dentro.

Edu C dijo...

Yo muchas veces voy directamente a la tienda y si luego hay tiendo se pasa al museo.
Creía que te habrías olvidado de la exposición. Ya te dije en su momento, interesante pero no imprescindible. Aunque solo por el tiki bicéfalo valió la pena.

Señor Castaway dijo...

No me olvidé, pero como te dije, hasta la última semana no pasé por allí. Como me conozco...

No os imaginaba fanáticos de las tiendas de regalos de museos.
La próxima vez que nos veamos os llevaré un tangram y un caleidoscopio a cada uno.

Edu C dijo...

Hombre, a mí me gustaría poder llevarme algo directamente de la exposición, pero como esto te puede acarrear ciertos problemas si no lo haces bien, me conformo con la tienda. Eso sí, voy más por el lado material impreso con sustancia.