miércoles, 21 de abril de 2010

PERDONA BONITA...


Hace un par de semanas estaba dormitando frente al televisor.
Cayetana Guillén Cuervo entrevistaba a un par de señores en relación a una película llamada “Perdona bonita, pero Lucas me quería a mí”.


Hablaron de que era una película estupenda, de lo bien que se lo pasaron haciendola y varios lugares comunes más. Según ellos además, el tiempo la había convertido en una película de culto, con fans recitaban de memoria su guión.
Suficiente para animarme verla.
Tras los créditos, comienza la acción con unos planos en los que para mí asombro puede verse un bonito despliegue de vasijas de Porcelanas Pavón. Y luego habrá quien aún diga que no hay calidad en el cine Español.

.
Debo confesar que a pesar de la sorpresa, el impacto de las imágenes no fue suficientemente grande como para mantenerme despierto mucho más tiempo y a los pocos minutos, dormía placidamente.
Lo que no pude resistir, es hacerme luego con la película para revisarla con tranquilidad y sobre todo con la inestimable ayuda de la tecla de avance rapido del mando a distancia.


Para mi sorpresa, no fue tiempo perdido. Aunque en el resto del metraje hay poco más de interés para el obseso del Tiki que lo ya dicho, la película termina con una impresionante secuencia con de Esperanza Roy caracterizada como estrella del pop de los sesenta, vasijas de Porcelanas Pavón muy bien retratadas y pajitas extralargas, mientras comienza a sonar como fondo "Ma che freddo fa"/"Hace frio ya" que merece formar parte de la historia de las cosas Tiki del país.

2 comentarios:

Edu C dijo...

Madre mía, no para usted de sorprenderme. Quién iba a decir que "Perdona bonita bla bla bla" escondía esto. ¿Alguna idea de dónde están rodadas esas escenas?

Señor Castaway dijo...

Pues para sorpresa, la mía. Lo confieso.
En los créditos se dan las gracias a una Cafetería Halley.
Vaya usted a saber.