jueves, 23 de diciembre de 2010

FELICES PASCUAS Y AÑO NUEVO


Está época del año no es precisamente una de mis preferidas.
No es nada especifico en contra la navidad. Me gusta la teoría.
Con lo que no puedo es con la práctica.
Por eso, en la medida de lo posible, intento mantenerme en discreto recogimiento durante estas fechas. Ni siquiera las fundadas sospechas de que este año hay algunas bailarinas de hula entre los muñecos de Cortilandia han podido hacerme romper mi reclusión.

Aún así, no puedo resistir la tentación de aprovechar la ocasión para enviar un mensaje del Fantasma de las Navidades Tiki pasadas desde el Bar Polinesio Wahine, uno de los primeros y más espectaculares que nunca existieron y al mismo tiempo uno de los más grandes misterios todavia por desentrañar del Tiki Ibérico.
Este mensaje contiene mucho más que buenos deseos navideños.
Además de un concepto tan innovador e inspirado como el de posavasos-felicitación, emplea la imagen de Santa Claus, algo a lo que ahora estamos acostumbrados, pero una figura pagana todavía bastante ínsula a mitad de los años 60, cuando en España reinaban aún los Reyes Magos.

8 comentarios:

Santi dijo...

Pues sin duda el Wahine fue un local inovador ya que en los sesenta ya ofrecia un servicio de cocktails a domicilio! ahora solo conozco el hula hula de lloret que ofrece ese servicio!

Saludos desde Barcelona!

Señor Castaway dijo...

Saludos Santi.
Un placer (y sorpresa) conocer a alguien que está en conocimiento de los arcanos del Tiki local.
Tienes toda la razón en cuanto a lo de la coctelaría Tiki a domicilio.
Me pareció un golpe de genio cuando visité el Hula Hula y no me lo podía creer cuando luego ví que existieron precedentes muchos años antes. (aunque ahora que lo pienso, no sé desde cuando se hace esto en el Hula Hula).
Lo consultaré...

Allí se hace en un unas cocteleritas de plástico muy monas, pero ¿como funcionaría este servicio a mitad de los 60?

Pues lo dicho, encantado de tenerte por aquí quitando el polvo a la historia del Pop Polinesio, que la tenemos hecha unos zorros.

Santi dijo...

El placer es mio!
Creo que lo del Hula Hula es un servicio relativamente nuevo.

jeje yo también me lo he imaginado como debería haber sido ese servicio a domicilio en los sesenta. Me imagino una furgo por el estilo de la The House of Ming. Quien sabe.. Es cuestión de investigar un poco..

Feliz navidad!!

Señor Castaway dijo...

"es cuestión de investigar un poco" dice...
Intentaré hacerme con una tabla ouija con mejor cobertura.

Santi dijo...

No quería ofenderle obviamente investiga de lo lindo! Eso se ve en cada post de su blog. Solo quería decir que seguro que se puede hallar la respuesta de cómo eran esos servicios a domicilio.

Un saludo!

Señor Castaway dijo...

Que va...
No me he sentido ofendido.
Solo bromeaba con lo jodido que es conseguir desenterrar datos en lo relacionado con esta materia y lo facil que parecía en la forma en que lo planteabas.

Es que me siento como una nenaza haciendo cosas así :) y luego pasa lo que pasa.

Gracias por los piropos de todas formas. :D

Edu C dijo...

Pues aquí os dejo unos bonitos villancicos para que escuchéis mientras esperáis a que el repartidor llegue con vuestros zombies y mai tais:

http://www.youtube.com/watch?v=OfuUlZdUtbg&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=ulXsbTywNKI

Señor Castaway dijo...

Muchas gracias.
Bing Crosby saca lo peor de mí, aunque es verdad que hace unos meses que me compre la edición española de unos de sus discos navideños y me sometido a unas cuantas sesiones.

Las otras hermanitas no me las sabía.
Cuanta cosita buena traian aquellos Ultralounge...