sábado, 15 de marzo de 2008

CERVECERIA KON-TIKI

Uno de los lugares Tiki más intrigantes de Madrid es el bar Kon-Tiki.

La razón por la que una cervecería alberga uno de los más interesantes tesoros Tiki de la ciudad está aún por desentrañar.

El local que ocupa este establecimiento es bastante peculiar.
Tiene entradas por dos calles que conducen a una planta inferior. Algo totalmente desproporcionado e innecesario para el uso que tiene actualmente y que parece indicio de un posible pasado como Tiki bar.

Pero con los datos que tengo hasta el momento sobre difuntos bares hawaianos madrileños, no he conseguido situar ninguno en la zona.

En el interior puedes contemplar varios cuadros con motivos náuticos y un par de homenajes a la Kon-Tiki, mientras te tomas una cerveza exageradamente cara.

Como souvenir, hazte con algunas servilletas con su logotipo (vale, no es gran cosa, pero he estado en bares hawaianos que ofrecían menos)

Pero lo realmente jugoso se encuentra en exterior, donde aparte de un bonito neón verde y el elegante rotulo del establecimiento nos encontramos con este increíble mural dedicado a la Kon-Tiki.

¿Tiki bar perdido?

¿Hostelero fanático de la hazaña de la Kon-Tiki ?

La razón por la que él único homenaje a Thor Heyerdahl y sus amiguetes en toda la ciudad, se encuentra en un bar de una calle secundaria, junto a una puerta que parece no llevar a ninguna parte, temo que seguirá sin explicación, al menos hasta que un arqueologo urbano más aventajado que yo aporte nuevos datos.

5 comentarios:

Maite dijo...

Lamento romper el hechizo, pero la Cafetería Kon-Tiki no procede de ningún bar hawaiano. De hecho existe como tal cafetería desde por lo menos el principio de los años 60; y por cierto que por entonces servían un café buenísimo, nada polinésico sino más bien brasileiro o trópico-africano.
Quien ésto escribe pasó varios añitos en la acera de enfrente, en la ETSII (si hace falta aclarar estas sórdidas siglas, lo haré).

Un saludo.


(Ah; y Jesús Franco, como director de cine, me parece una calamidad pública. Otra cosa es que caiga en gracia a base de jugar al malditismo (light por supuesto ...)).

Señor Castaway dijo...

Bienvenida Maite, aunque sea para romper hechizos y meterte con el bueno de Jesús Franco.

Bueno, pues aunque quede confirmado que nunca se sirvieron Mai Tais allí, creo que el lugar sigue teniendo su lugar en el catalogo de lugares Polinesios Pop de Madrid.
Sobre Franco, no voy a defender aquí su carrera (de eso ya se encarga la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, jua,jua...
Pero dale una oportunidad a "Rififi en la ciudad" y probablemente te lleves un sorpresa.

¿Frecuentabas esa zona a principios de los setenta? Había un lugar la entonces calle General Sanjurjo, hoy José Abascal, por el que estaría dispuesto a donar algún organo a cambio de información.

PD.-Aunque lo de ETSII no es tan molón como S.P.E.C.T.R.A, me gustaría mucho conocer su significado.

Maite dijo...

E.T.S.I.I. = Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales. En los años 60-70 un auténtico cenotafio de juveniles cuerpos y almas ...

Contra "el bueno" de Jesús Franco no tengo nada, simplemente que un par de películas suyas que empecé a ver (y que no terminé) me parecieron espantosas desde cualquier punto de vista.

Ifigenia dijo...

Si tienes oportunidad lee el libro de Luis Garcia Montero "Mañana no sera´ lo que Dios quiera" que trata de la biograf´´ia del poeta ´´Angel Gonzalez, y en ´´el hace constantes referencias a esta cerveceria madrileña y su relacion con los dos poetas. Saludos. Ifi

Señor Castaway dijo...

Muchas gracias Ifi.
Supongo..., porque no estoy seguro de que estés haciendo realmente una buena obra contribuyendo a aumentar mi fetichismo por este lugar.
Revisaré el libro. Confío en que no sea dificil de conseguir.