jueves, 23 de abril de 2009

BENIDORM: SEGUNDA ENTREGA

La climatología cada vez más favorable y el que los destinos exóticos nacionales aun no se encuentran abarrotados de visitantes, hacen de esta época del año un excelente momento para una tiki tournée por nuestro pais y por tanto, también para una nueva entrega de la Gran Guía Hispánica del Tiki.
En esta ocasión está dedicada nuevamente a uno de esos grandes lugares que hacen de Benidorm una Meca del Pop Polinesio.

En el nº 6 de la Calle Bonn de esta ciudad, se encuentra el Hotel Magic Rock Gardens.
Primer hotel temático de España según su propia publicidad. Cual es la temática, es algo todavía por esclarecer.
Para entendernos, podría decirse se trata de lo exótico en un sentido amplio.
Es cierto que no suena muy apetecible. Pero el que no se acobarde ante una premisa tan poco prometedora, verá recompensada sobradamente su osadía.
La entrada del hotel es una impresionante gruta simulada.

Dentro de ella se encuentra una jungla de exuberante vegetación tropical.
Entra la espesura, el explorador avispado, podrá localizar varios moais.
Dejaremos su número en la incógnita para no estropear la diversión a futuros visitantes.
También ocultos en esta selva tropical pueden localizarse algunos altavoces, lo que hace pensar en moais parlantes o algún otro efecto añadido, para mayor realce de la experiencia. Una pena que estuvieran fuera de servicio durante mi estancia.
Penetrando en la cueva nos introducimos en la recepción con un bonito mostrador de bambú, peceras y arte primitivo de calidad algo superior al habitual nivel de baratillo al que estamos acostumbrados, que se realza por una cuidada iluminación. Pero lo mejor se encuentra a nuestra izquierda ,"The Grotto Bar", donde rodeado de piedra falsa, puede disfrutarse de un nada desdeñable Singapore Sling mientras contemplamos a nuestros pies la exuberante vegetación y los moais del jardín.
A modo de curiosidad este cóctel se prepara, con distinta fortuna, en muchos lugares de la ciudad. Tal vez alguien consiga desvelar alguna vez los motivos.
Lamentablemente, la visita termina aquí para el turista tiki serio.



Pero para los más desprejuiciados , aún hay diversión.
El hotel aún ofrece un excitante recorrido por un laberinto con sorpresas en cada esquina, plagado de esculturas de animales salvajes a tamaño natural, no menos salvajes turistas borrachos de todas las nacionalidades y todo entre estampados animales, bambú, estalactitas y arte primitivo. Pocos lugares son capaces de proporcionar tan intensas experiencias a lo sufridos amantes del Exótico Pop.

4 comentarios:

Edu C dijo...

Sin palabras me he quedado.

Kailani dijo...

¡Y yo que pensaba que el paraiso estaba en la otra punta del mundo! Vaya pasta que me voy a ahorrar.

Mr. Ivan dijo...

Tienen pulserica de esa de todo incluido? Porque para allá que voy...

Señor Castaway dijo...

Yo jamás iría a un sitio donde no dieran pulserita.
Además Benidorm es Todoincluido Land. En muchos sitios ni te la dan porque se da por hecho que a nadie se le ocurre contratar otra forma de alojamiento.
Fascinante lugar.