miércoles, 25 de junio de 2008

PISCO


Un producto curioso este licor.
Siempre me ha parecido un un aguardiente bastante ramplón que no merece demasiadas reflexiones.
Es cierto que no he probado el Pisco Sour, que se supone summun de los combinados de Pisco, pero entre sus ingredientes está la clara de huevo.Lácteos y huevos son tabú para mí en materia de coctelería. Soy consciente de que tengo otros hábitos en la materia que pueden ser considerados bastante más repugnantes, pero nadie dijo que la coherencia fuera una de mis virtudes.
Sin embargo peruanos y chilenos no opinan lo mismo y son capaces de llegar a las manos con facilidad asombrosa cuando se trata la cuestión.
Básicamente Perú se atribuye la paternidad del producto y reclama la denominación de origen.
Chile por su parte lo niega y produce el licor con la venia de los organismos internacionales competentes en la materia.
Deduzco que estas cosas tienen más que ver con los tradicionales problemas de vecindad que con otra cosa. Una destilería catalana producía hace años un presunto Pisco (tengo que hacerme con una botella sin falta para mi museo de los horrores), sin que nadie se haya quejado al respecto.
En esta polémica cuestión debo ponerme del lado chileno, y no por la calidad de sus producto, cuestión que evitaré para evitar posibles incidentes diplomáticos internacionales, sino porque son los reyes indiscutibles del buen mal gusto a la hora de elegir el diseño de su envases.
Mientras que los peruanos se afanan en dar una imagen de calidad y tradición en la presentación de sus productos, los chilenos apelan a los más bajos instintos de los turistas (y de paso también a los coleccionistas de cacharros peculiares) con diseños como esta impresionante botella-moai que conseguí hace unos días por un precio de risa.
Tan de risa que pensaba que lo que había adquirido era la botella vacía y casi no podía creerlo cuando la recibí y vi que aún estaba precintada.
Aunque ahora se me plantea el dilema de que hacer con su contenido, por lo que cualquier consejo sobre el mejor modo de trasegar este licor, será muy bien recibido.

2 comentarios:

cocoroco dijo...

Ja ja ja q divertida anécdota la del aguardiente chileno!! Bueno la verdad q no sabía q alguien en españa siquiera lo haya intentado pero dices q lo producen vaya!!! Buscaba imágenes de Yma sumac y asi llegué a tu blog,,, ni idea q la asocian a lo exótico por allá pero debe ser q soy peruano. x aki la vemos como una grande pero vamos, reconocida por su talento, mezclas y éxito, una vez empezándole a oirla uno se fascina y engancha. Lo del aguardiente chileno pues te sugiero q lo consumas, seguro ya lo hiciste q esta entrada es antigua y a ver si ubicas un pisco (es redundancia decir peruano) y compruebas si lo q dicen q es superior de lejos es cierto!!(Antoine bourdain o como sea, un tío gringo q recorre el mundo en plan sibarita y tiene show en discoverytravelliving lo probó en chile y lo escupió.) Lo refiero xq no soy experto en licores en gral q no me va la bebida pero si puedes intenta la compara a ver si cambias la idea q es simplón, eso si q sea etiqueta peruana q aunke suene bien loco aki en Lima el promedio es 15 y van hasta los 60 euros, mas baratos son chilenos y naa de envases pintorescos.. slds

Señor Castaway dijo...

Un placer recibir la visita de alguien de la tierra de Yma Sumac y el Pisco.
Efectivamente esa botella hace tiempo que está vacia.
Incluso ha caido alguna más de ese "aguardiente chileno", sobre el que me ratifico en lo de simplón, pero reconozco que da juego para algunos combinados.
Lamentablemente, en España el Pisco peruano es practicamente imposible de encontrar, mientras que los productos chilenos son bastante accesibles.
Tu nota me anima a seguir con la tarea de hacerme con una botella.
Un día de estos escribiré sobre el "Pisco" catalán, que tiene lo suyo...