martes, 9 de junio de 2009

EN EL PRINCIPIO FUE...

A día de hoy no parece posible el consenso acerca de cual fue el primer bar tiki europeo. Existen dos posturas sobre la materia. Según ciertas autoridades, este honor correspondería al Trader Vic´s de Londres, que abrió sus puertas en 1963.

Para otro sector doctrinal, sin embargo, este lugar no merece esta dignidad, ya que al fin al y cabo, solo se trata de una mera transposición a suelo europeo de la formula norteamericana y estaríamos ante una simple operación comercial en la que faltaría una autentica voluntad creadora originada en el mismo continente europeo. Según ellos, esto si se produciría en el caso de House of Ming, el legendario restaurante y bar polinesio madrileño inaugurado en 1965. Como puede verse, al tratarse solo de un tenue matiz subjetivo lo que separa a ambas posturas, no parece que sea posible alcanzar nunca un acuerdo sobre la cuestión.

Para poner remedio a esta situación tan poco satisfactoria emprendí una profunda investigación, decidido a encontrar una respuesta que zanjara definitivamente la cuestión o al menos que sirviera para comenzar interminables y acaloradas discusiones.
Este duro trabajo dio sus frutos y creo que estoy en condiciones afirmar con seguridad que el primer bar tiki del continente europeo estuvo situado en nuestro país.

Es posible que algún lector avispado ya haya caído en la cuenta tras leer la entrada dedicada a “RIFIFI EN LA CIUDAD”. Allí se decía, que el rodaje de esta película está fechado en 1962, un año antes de la apertura oficial de lo que para algunos fue el primer bar tiki de Europa. Sin embargo la película contenía imágenes de lo que parece ser un bar que cumple las exigencias del más estricto y riguroso protocolo Pop Polinesio.

Si tenemos en cuenta las estrecheces económicas de la cinematografía española de la época y la característica frugalidad de los rodajes de Jesús Franco, resulta altamente improbable que estas secuencias fueran rodadas en un decorado construido ex profeso para la película y todo apunta a que se trataba de lugar real.

Pero no se trata solo de conjeturas. Creo contar con evidencias de que este lugar existió, que confío en que servirán para convencer a los más escépticos y permitirán establecer sin la menor duda y de forma definitiva que el origen del Pop Polinesio europeo tuvo lugar en la península Ibérica con bastante anterioridad a la inauguración del Trader Vic´s londinense.

Se trata de varias imágenes de postales promocionales en las que hasta al más descreído le costará reconocer que presentan clara semejanza con lugar donde de rodaron las secuencias del bar tiki de RIFIFI EN LA CIUDAD, y que pertenecen a un bar situado en Marbella, operativo al menos desde 1959 y que aunque respondía al españolisimo y poco tiki (las cosas comos son) nombre de JACARANDA, tiene una clara vocación exótica.

Yo solo espero que tras conocer este nuevo hito en la historia del Tiki Ibérico hayáis sentido el deseo de encaramaros en algún monumento público a gritar “oe, oe, oe,” o algún canto tribal-chovinista similar. La ocasión creo que lo merece.

3 comentarios:

Jose dijo...

Hola monstruo! Que hay de haber? Buen post... Habria que ver alguna evidencia TIKI en el jacaranda...
Que estes bien y sigue investigando a Jess Franco, nadie mejor que tu para la labor.
Aloha y ole!
Z

Señor Castaway dijo...

Gracias por sus amables palabras maestro. Sabe que no soy de rubor facil, pero viniendo de usted no puedo evitar el sonrojo.

Realmente se le echa de menos en la Madre Patria.

Kailani dijo...

Bonita labor de investigación.